La muñeca cabrona

“La niña japonesa aprende pronto a dominarse. Se le hace comprender que el respeto filial y la cortesía no consienten que manifieste delante de sus padres o de los extraños la menor emoción susceptible de desagradarlos o de entristecerlos”.

André Bellessort, Voyage au Japon (1901)

 

Vuelvo a mis neogeishas vengadoras, a mis asesinas, a esas muñecas de hierática e impasible porcelana que, un siglo después, ya no usan las espadas de sus ancestros para desgarrarse sus entrañas sino para hendir las de ellos, las de todos aquellos que se atrevan a ofenderlas.

A mí me caen muy bien. Espero que a ustedes también, porque pronto tendrán (creo, espero, suspiro, barrunto) noticias de ellas.

Anuncios

Acerca de Doxa Grey
Intrusismo freelance.

One Response to La muñeca cabrona

  1. Pingback: Cosas de leer « Las notas de Doxa Grey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: