Hab. 308, Sanda University, Shanghai

Pues ya estoy aquí.

Me despedí por todo lo alto, de picnic en el Retiro con buen vino, velas y viandas, un poco de terraceo y cervezas en el bar más con más swing de Lavapiés. Me despedí como tienen que ser las despedidas, con muchos amigos, con regalos (que ni que decir tiene han volado hasta aquí) y con lágrimas y mocos y nudos de alambre en la garganta que no se disuelven ni con la mejor Tsingtao.

El miércoles, llegué a Shanghai y llegué para quedarme. Me concedieron una plaza como lectora de español en la universidad de Sanda y voy a vivir aquí un año. Si aguanto.

El choque del primer día, después de catorce horas de viaje entre escalas y horas de vuelo, hace que todo esté de más. Sobra el calor, la humedad, la ropa, los olores que de repente se tornan acres, sobran hasta los millones de chinos que hormiguean por todas partes y que te recuerdan que acabas de llegar, que no tienes ni puta idea y que ya veremos chata cómo aguantas. Y la primera noche que se pasa solo en país de momento extraño, por un tiempo largo, se llora. Nunca se hace de noche del todo y la luz del amanecer despierta de tan intensa, todo es nuevo, no has sabido hasta hoy lo que es tener aire acondicionado en el cuarto y el zumbido de la nevera hace que necesites tapones. Y el cuarto es grande. Tan grande que podrías hacer yoga en él con dos personas más y de noche se te viene encima.

Luego todo empieza a enderezarse. Te conciertan las citas para el examen médico, la cuenta del banco y la regularización del visado. Consigues que funcionen las redes sociales. Empiezas a decorar poco a poco lo que va a ser tu hogar este año. Te presentan a las profesoras chinas de español, que te llevan al supermercado barato y te ayudan a comprar una tarjeta de teléfono. Te dicen qué autobús hay que coger para ir al metro y luego, desde ahí, a donde quieras. Te llevan a ver el Bund y te vuelve a subir una emoción por dentro, como de “eh, estoy aquí, ¿me recibís? Me quedo. Me quedo.”

Pruebas el Skype por primera vez. Lloras. Encuentras tampones. Lloras… no, eso no.

Llevo cinco días aquí sin darme apenas cuenta. Ya me he ido sola a patearme un poco esta ciudad que parece inabarcable, he sobrevivido a la comida sin especial problema, he descubierto el equivalente chino a un mercado de abastos cerca de mi casa y ya me he atrevido a preguntar a uno de los profesores de inglés que oye, y aquí dónde se sale de marcha.

Y ni que decir tiene que esto es alucinante. Que los edificios, las luces, los olores, los colores, absolutamente todo es casi nuevo para mí y creo que les sorprendo más yo a ellos, occidental con paraguas para el sol, que ellos a mí, subidos a andamios hechos de bambú

Tengo dos grupos de alumnos, a los que aún no conozco, y voy a impartir dos asignaturas: Español Moderno, que consiste en comentarios sobre una selección de textos, y Conocimientos básicos sobre los países hispanohablantes, que créanme que se merecen un post aparte.

Mis alumnos. Menos mal que me indican junto al nombre chino si son chicos o chicas.

De momento, me voy a preparar (gracias a la inestimable ayuda, desde el otro lado del mundo, de profe, colega y amigo) la clase de geografía e historia que me toca dar mañana.

Nos vemos.

Anuncios

Acerca de Doxa Grey
Intrusismo freelance.

6 Responses to Hab. 308, Sanda University, Shanghai

  1. Sera un placer seguir este diario! 😀

  2. La aventura siempre empieza en Lo Desconocido.

    ¡Suerte! Habrá que coger “el toro por los cuernos” (frase que encantará a tus alumnos).

    • Doxa Grey says:

      se la diré, se la diré.
      Anticipo que dentro de un año habrá sesenta chinos utilizando la expresión “mucho y muy fuerte” y “petarlo” para absolutamente todo y me sentiré muy orgullosa de ello. 🙂

  3. vancorral says:

    Te voy a decir una cosa: de lo único que me arrepiento realmente en esta vida es de no haberme largado de España cuando tenía tu edad. Enhorabuena y mucha suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: