Miedo a las tarjetas de crédito o Pánico en el banco chino

Huy, pues esto no va… llame aquí.

Recapitulemos. Han pasado los primeros días. Te estás adaptando. Te están adaptando. Has descubierto que en el cuarto cabe muchísima mierda y que además puedes generarla tú. Has empezado el periplo para avituallarte de artículos de limpieza, protococina (las ollas llegarán luego) y básicos de supervivencia del tipo café de sobre y chocolate del malo (no es que me gusten, es que no hay otro), avena para el desayuno y alguna lata de cerveza de piña más que nada por probar.

Aunque la universidad tenga el detalle de ponerte toallas en el baño, nadie regala nada. No cuesta tanto como en otros países, de acuerdo, pero Shanghai es la ciudad más cara de China. Y no voy a adelantar lo del truco del té, pero aquí también son del club del sablazo al extranjero.

Desde España te llevas un poco, lo que calculas suficiente. No te preocupas. Tienes tu flamante VISA de uso internacional, válida en cualquier cajero de…

De todo el mundo menos de Shanghai un martes a principios de septiembre, a dos días examen médico del que tienes que adelantar el importe. Y te encuentras con que, después de tu primera semana, tu tarjeta no sirve, que tienes menos de treinta euros  hasta que te paguen el sudor de tu flequillo a finales de mes y que de repente hasta comprar unas mandarinas puede convertirse en un lujo. Y no digamos el tinte L’OREAL  en el que has caído como una perra consumista. Y qué pasa si ocurre algo de repente, piensas en un arrebato de Bad China Day. Lo que sea. Qué pasa. Eh. Eh. Doxa Grey, alimentándose de arroz sin sal y baozi de cerdo de a yuan la pieza. Doxa Grey, lavando la ropa en el Huangpu. Doxa Grey confinada en el culo de Shanghai sin dinero para el autobús. Doxa Grey sin desodorante…

La bendita familia intenta enviarte dinero para que te quedes tranquila y mientras, pides un adelanto a la encargada de los extranjeros en la universidad. Sí, la misma que ha hecho que dos alumnas tuyas se recorran media ciudad en metro para llevarte al examen médico a un hospital que ni ellas conocen. La misma que te indica dónde están los sitios con un sucinto y ante todo vago “over there”. El adelanto lo suplicas un viernes. El lunes no la encuentras. El martes te pregunta sonriente ante tu cara desencajada de estar en tiempo de clase y sin dormir más de dos horas que si puedes sobrevivir (sí, con retintín) un día más. El conflicto diplomático internacional te lo ahorras con un suspiro porque al final te lo dan, claro. El resto ya te lo ingresarán en la cuenta recién abierta. El banco también está over there. Menos mal que los otros profesores, que ya la conocen, deciden adoptarte y te llevan con ellos para que veas lo bien que pronuncian “firme aquí” los empleados de banco chinos.

Me ahorro los detalles, los formularios, los números de control que no parecen funcionar en el ordenador de una jovencísima empleada con pin del Partido Comunista que sólo sabe decir “passport” y que suda tinta cada vez que te ve aparecer. Me ahorro las semanas de espera, la incertidumbre, la impotencia y la preocupación de la oficina de Correos en Alcalá en que le pidieron a mi madre que por favor les dijera algo en cuanto “suhijaenChina” hubiera recibido el dinero.

Y si Mrs. Overthere no mueve un dedo, por suerte, el resto sí. Los alumnos se desviven. Gracias a uno de ellos escribo esto y tengo acceso a redes sociales. Gracias a otra, y después de dos horas de gestión, llamadas, firmas y traducciones a vuelapluma, todo está bien. 

Al menos, mientras ahorro para futuros viajes, puedo comprarme las mandarinas que quiera.

Anuncios

Acerca de Doxa Grey
Intrusismo freelance.

One Response to Miedo a las tarjetas de crédito o Pánico en el banco chino

  1. Pingback: Tunolaowai « Las notas de Doxa Grey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: