Tunolaowai

Los que llevamos un tiempo viviendo en China empezamos a notar que, aparte de contaminación y olor a tallarines fritos, flota en el aire un extraño síndrome colectivo que afecta a la mayoría de nuestros anfitriones de ojos rasgados. Se trata de un poco estudiado, aunque de sobra conocido, cuadro viral que se manifiesta de múltiples formas y que aquí hemos bautizado como el Tunolaowai.

El Tunolaowai es, básicamente, una hipertrofia de la cortesía que hace que el afectado por ella no solamente quiera ayudarte, sino, además, intente hacer todo, absolutamente todo por ti, apoyándose en el argumento de que “es que es muy complicado”. O dicífil. O muy muy difícil.

Son esa madre que el día en que nos ponemos a limpiar la cocina y ve nuestra pericia (jua) con el mocho le sale del alma un “quita niña ya lo hago yo”.

Veamos algunos casos prácticos:

-Perdona (inserte aquí nombre de alumno/compañero de curro) ¿Podrías ayudarme a sacar unos billetes de tren por Internet?
-Aaahhh, es que es muy complicado, bueno, lo voy a hacer por ti, es más conveniente, porque todo está en chino….

-Oye (inserte aquí nombre de alumno/compañero de curro/conocido aleatorio), ¿sabes cómo puedo poner dinero en mi móvil?
-Espera, que te voy poner yo dinero, es más conveniente.

También afecta al personal de tiendas, negocios de restauración, personal administrativo y bancos*:

-Ni hao…
-Hallouuu! What can I do for you?
-Wo yao….
-Look, lady, this is hand-made, want to try? reaaaallly cheeap!*

-Mire, quiero contratar servicio de compra online para mi tarjeta.

-De acuerdo…. oiga, no sé si lo sabe, pero está todo en chin0…

*Curiosamente, cuando algo funciona mal, el síndrome se disipa por completo.

 

Según esto, tú has venido a China porque te han obligado y tu estancia aquí para ti es una especie de sofisticada tortura porque esos malvados caracteres y esa infame pronunciación tonal están en tu contra para sobrevivir día a día. Ellos, que han aprendido inglés o hablan español, están aquí para ayudarte. Pero más que ayudarte, parece que están aquí para salvarte. Para que no tengas que hacer nada. Para recibirte con los brazos abiertos en el KFC de la esquina. Quita quita que ya lo hago yo, laowai bonito, toma un tenedor no vaya a ser que te me quedes con hambre o aprendas de casualidad cómo se dice pollo en salsa y la liemos.

Las primeras veces, el Tunolaowai sorprende, confunde y choca. Sobre todo porque en nuestros respectivos países, especialmente en España, se nos daría (y de hecho se nos da) un ardite si el guiri en cuestión no reconoce una palabra en el formulario del banco. Ellos se ven forzados a aprender. Y así de bien les va. Si al final la culpa va a ser mía, por preguntar.

Aquí, los extranjeros debemos vencer un obstáculo añadido: el que tus anfitriones favorezcan nuestra propia pereza a base de elaborada e inefable cortesía.

Ojo, que a veces es necesario. Y se agradece, por no decir que te abre el cielo. Pero otras, da la sensación de que les falta hacerte la compra o barrerte la cocina. Y, por mucha calma que te lleves puesta de casa, termina cabreando. Porque parece que piensan que tus ojos redondos te incapacitan para aprender o para hacer absolutamente nada que no sea esperar a que ellos, los locales, te den el pez sin enseñarte cómo se las ingenian aquí para pescar.

Hay dos formas de enfrentarse al Tunolaowai.

Una es la que eligen los que llevan en China varios años sin saber decir más que Nihao y hasta pronuncian “Caffe Latte” con acento de camarero chino.

Otra, la complicada, consiste en, siempre con una sonrisa igual de solícita que la suya, responder al dependiente que su inglés es cojonudo, pero que tu no entiendes inglés porque eres de España. En mandarín. Puedo asegurar que funciona.

Y ahí es ya cuando empieza de verdad lo divertido.

Anuncios

Acerca de Doxa Grey
Intrusismo freelance.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: