Confesables propósitos para el 2013

Es domingo. El segundo domingo del año. Y yo con estos (impecablemente cortados en bob por mi peluquero favorito de mi chinísimo barrio) pelos. Otros años, a estas alturas, ya me habría hecho una lista de libros que leer, películas que ver y discos que escuchar  conciertos y festivales en los que morir y dejarme los ahorros. Posiblemente, ya tendría alguna entrada comprada al calor de mi hogar con calefacción central, padres amantísimos y colegas permanentemente online obra y gracia de la falta de trabajo, oficio y beneficio de nuestro país. Bueno, pues este año no.

En fin. Sigo los consejos de Norma Jean Magazine (uno de los mejores descubrimientos de esta semana) para mi lista del 2013. Dejo fuera los libros, las películas, lo de ser mejor persona y lo de ahorrar. Aquí vamos.

  • Enviar muchas cartas y muchas postales que para eso voy acumulando en un cajón fotografías de chicas con qipao, armoniosas pagodas y gatitos y ahí están, desbordándose y recordándome lo poco detallista que soy.

  • Tomar un barco, preferentemente rumbo Japón. Preferentemente, no un barco mercante ni un buque de guerra.
  • Probar, al menos, una de las principales artes marciales.
  • Volver a Pekín, aunque sea por saludar.
  • Aprender a manejarme en QQ y en Weibo  casi como mis alumnos, o al menos, casi como dicen que se maneja el otro profesor español que me cae tan bien.
  • Aprender a comprar por Taobao y no dejarme tentar por miradas como éstas:

    -Atrás, Supremo Señor Kawaii!

    (Bueno, sólo un poco).

  • Conseguir llegar a un nivel de mandarín que me permita, bien que mal, el cotilleo y las cosas de chicas.
  • Volver a posar.
  • Pisar un karaoke con intención de cantar. Con intención de petarlo. Me dirán que estoy en el país adecuado. Quien quiera verlo, que se venga porque yo esa noche me dejaré la cámara sin batería. Huy, qué pena.

Son sólo algunos. Otros, que tienen nombres propios (Inspiriarte, ETDK9th, Libro de Notas y unos cuantos más), por suerte y con todo mi orgullo, no son propósitos, son hechos. Más los que están por venir.

Claro que ya puestos, también me gustaría cenar en lo alto de la Perla de Oriente, visitar el parque de atracciones más grande del mundo y quedarme en Asia hasta que consiga aborrecer el sushi.

Ya veremos.

Anuncios

Acerca de Doxa Grey
Intrusismo freelance.

One Response to Confesables propósitos para el 2013

  1. Ferrero says:

    Qué bonita la idea de las postales y las cartas yONE OF US, ONE OF US, WE ACCEPT HER, WE ACCEPT HER, ONE OF US.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: