No todo el monte es materia de HSK

Llevo estudiando chino desde hace tanto tiempo que ya me da vergüenza, y hasta hace bien poco no sabía cómo se decía “joder” o “eh, eso de ahí es mi pie”. O menos me había atrevido a escribir un mail informal a mis amigos de Pekín o a mis antiguos profesores.  Porque el estudio del chino está enfocado, si no a eso de los negocios y hacernos de oro (porque los que nos dejamos las cejas estudiando mandarín lo hacemos porque es el futuro y nos va a hacer ricos a nosotros y a nuestras familias, o eso nos dice todo el mundpppfffhhmmpphja), a pasar los famosos HSK o a los textos de los libros.

Y qué libros. Gensanta. Conversaciones sobre contaminación mientras hacen eso tan chino que mis alumnos llaman “escalar montañas” (más bien pasear tranquilamente por ellas, pero no les quito la ilusión). Textos áridos sin fotografías o, peor aún,  acompañados de ilustraciones hechas por los pacientes de un frenopático. Y mejor no hablo del contenido que me da la risa. Sin contar con que hasta el examen HSK 5 (el penúltimo nivel) no te hacen escribir tus propias composiciones…

Vale que hay que memorizar. Está claro que para aprender chino o memorizas o estás perdido. Hay que saberse al dedillo cada trazo, cada radical, cada carácter, cada puto refrancito de cuatro caracteres, y puedes pasarte tranquilamente un año entero hasta que pillas el tranquillo a eso de escribir. Pero también hay formas divertidas de practicarlo, o al menos de eso intento convencerme para no cortarme las venas cada vez que no me acuerdo de cómo se escribe “gel de baño”.

No pretendo hacer una guía de nada, pero, aparte de mi manual del HSK y mi flamante libro de insultos y slang, yo intento usar esto cada día un rato para mejorar el nivel de lectura y escritura:

Wechat. La aplicación reina, para el móvil o el Ipad. Usada sobre todo por chinos y una mezcla entre Whatsapp, Facebook y Grinder (sí, Grinder), es una buena forma (sin ironías) de conocer a gente a la que seguramente no vas a ver la cara en la vida, pero que se comunican de forma totalmente natural y claro, en mandarín. ¿Que por qué se dedican a hablar con desconocidos? Pues por la misma razón que tú: porque en la oficina se aburren un huevo. Prueba a “mirar alrededor” y a soltar alegremente 你好。Vale igual para QQ.

Aplicaciones para leer cómics. La mayoría son gratuitas, y te permiten descargar revistas de mangas variados, o tiras cómicas, o lo que sea. Son bastante divertidos y aunque el dibujo deje bastante que desear, no hay nada como ver que estás siguiendo la historia y que además, vas aprendiendo expresiones y usos de estructuras gramaticales. Con poner en el buscador de la Appstore “漫画” (Cómic) hay sopotocientas mil para dar y tomar. Me hizo mucha gracia 宅男宅女上班趣, algo así como “Los frikis de la oficina”, que son tiras cómicas y se leen de una sentada.

 Weibo, en su aplicación para móvil, también tiene acceso a cómics, por la cara también.

ChaojiShengnü, 超级剩女. La “supersoltera”. Webcómic dedicado a todas las mujeres de más de veinticinco años que sufren presiones de sus familias o de otras mujeres para que se busquen un novio que en la mayor parte de los casos no vale para tomar por culo. En chino con pie de foto en inglés.  Tiene página en Facebook que va informando de las actualizaciones.

Telenovelas. Hay equivalentes chinos a Amar en tiempos revueltos, 7 vidas o Cuéntame, e igual de infumables o peores, todos colgados en Youku y con más anuncios que Telecinco. La única que ha logrado engancharme hasta ahora después de muchos intentos fallidos es Miss Puff (泡芙小姐), que ya lleva como cuatro o cinco temporadas contando las aventuras de una ligona pequinesa que se pasa el día bebiendo vino tinto y retando a los hombres con su delicadísima mirada manga.

Image

Revistas en papel. De lo que sea. Manualidades. Cocina. Música. Cine. Cosas de chicas. Son relativamente baratas (alrededor de dos-tres euros) y con una puedes tener para largo. Geniales para aprender frases hechas y vocabulario actual. La putada es que a España llegan pocas, por lo que casi mejor hacerse con las versiones para tablet, casi siempre gratis.

Stalkear. Parece una tontería. Pero desde que espío a mis alumnos en los muro de QQ/Weibo/Wechat estoy empezando hasta a captarles cuando dicen palabrotas…

Esto es todo. 加油!

Anuncios

Acerca de Doxa Grey
Intrusismo freelance.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: