Algunas comidas de España que no echo nada, pero nada de menos

Sí. En la ciudad más internacional de China, hay gente que echa de menos la tortilla de patatas. Como si aquí no hubiera huevos, patatas, cebolla y aceite de oliva. Como si aquí no hubiera jamón, o queso, o restaurantes españoles a punta pala. Si hasta a veces en los bares, en algunos bares, nos dan cacahuetes gratis.

Es verdad que servidora de vez en cuando echa de menos esas croquetas amorfas y deliciosas que ayudaba a mi señora madre a hacer cuando era pequeña, o la gigantesca tortilla rezumante de huevo del mítico El Valle, o los pimientos rellenos de atún, o la empanada gallega, o el PULPO, o las tostadas con tomate y jamón, y no sigo porque no está claro que el teclado esté fabricado a prueba de saliva.

Sobre todo, me fastidia que aquí, casi toda la comida extranjera esté cubierta de una pátina de pijerío (por otra parte necesaria, hay que vender) que hace que tomarse un vino y una tabla de queso sea más o menos como cuando hace unos años íbamos “a cenar sushi” y nos creíamos los más finolis y trendy del universo. No sabéis la risa que me entró cuando me pusieron una ensaladilla rusa (buenísima, por cierto) emplatada en forma de tartar sobre un trozo rectangular de pizarra negra.

Coñas aparte, estar aquí significa que estoy lejos de ciertas comidas que me dan ascazo y de otras aberraciones que se perpetran diariamente en nuestro amado país. A saber:

1. Morcillas, chorizos, chicharrones y demás chacina: sé que me ha llegado el San Martín ahora que estoy diciendo esto, pero no puedo con el olor ni con el mismo concepto y me alegro infinito de no encontrármelos a menudo. Si hasta las palabras son feas. Mi colega gallego Pablo aún se entristece cuando cuenta que su ayi le robó sus amadas morcillas y yo me pregunto qué haría la señora con ellas. Seguramente venderlas en Taobao.

2. Vomitillos: cogemos todo lo que se nos ocurra (sobras, surimi, pimiento, germinados de bote) y lo mezclamos bien aliñándolo todo con aceitazo de coche. Buenísimo.

3. Potajes. Sí. Cocido, fabada y demás. Estará muy rico todo pero personalmente no puedo con esas ollacas que rebosan grasa por todos lados, cuyo olor provocaría obesidad a una familia entera de África y que, además, me caen como una patada en el colon mientras todo el mundo canta sus virtudes o peor, intenta convencerte de que eso está bueno. Tienen un pase cuando llevan verduras que no provocan flatulencias de esas que casi te hacen volar de forma autónoma.

4. Manitas/careta de cerdo. Me recuerdan demasiado a ciertas personas que conozco.

5. Callos. Los de comer, no los otros, pero vamos, que para mí es lo mismo.

6. Gallinejas, entresijos, berenjenas en vinagre y demás parafernalia de verbena: el olor. Ese olor.

7. Bollería sobredimensionada. Es cierto que aquí hay pastelerías, pero tenemos dos opciones: obrador pijo disfrazado de rústico con panes de un millón de cereales, tarta de zanahoria con suspiro de crema de mirada dulce y cupcakes que tienen hasta música dentro; o la pastelería de cadena china o japonesa, que vende desde paninis a mousses de chocolate o scones de pasas (todo sabe más o menos igual). Lo que no tenemos, por suerte, es esa típica tiendecita con palmeras y pepitos pantagruélicos, hinchados de tumores de masa dulce, rebosantes de cobertura de chocolate, embarazados de crema y preparados para matar de un colapso de glucosa al primer mordisco.

Supongo que me estoy perdiendo un mundo. Pero ahora mismo, aquí, en la tierra de la pasta sin huevo y el helado de té matcha, hasta me alegro cuando en el supermercado huele a vinagre de soja que tira para atrás. Porque siempre puede ser peor. Igual dentro de unos años, gracias a aquella ayi de mano suelta, aquí empiezan a petarlo las morcillas.

Anuncios

Acerca de Doxa Grey
Intrusismo freelance.

One Response to Algunas comidas de España que no echo nada, pero nada de menos

  1. Ferrero says:

    Mhm. Callos dicen por allí que hay, y casquería. Aunque guisada de otro modo, supongo. En cuanto al festival porcino, me temo que yo lo tendría igual de chungo allí que aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: