Lorca mola, chaval

Llevaba dos meses en Shanghai, o menos, y me invitaron a una cena de españoles en un restaurante que parecía el hermano caro de cualquier cadena de ensaladas de plástico, y allí, sentada entre gente con edad suficiente para ser mis señores progenitores, aguanté carros y carretas sobre las vicisitudes para hacer en Shanghai un cocido madrileño comme il faut. Uno de ellos, con hijos ya crecidos, comentaba los peligros de Shanghai. Y yo, con mi vinito blanco sudafricano en mano, le comenté con voz de experta viajada que hombre, que aquí claro que había drogas. Porque las hay, igual que las hay en Madrid, en Toledo, en París o en cualquier ciudad grande de la China mandarina. No recuerdo qué más dije, porque creo que me interrumpieron.

Después nos llevaron a un Hooters donde solamente había camareras aburridas y el grupo con el que yo iba, que se dedicó a jugar a los dardos, y después yo ya me perdí en la noche shanghainesa que ya empezaba a descubrir a trompicones;  decidí  en el taxi que lo de juntarme con gente con edad para ser mis señores progenitores, sin ser mis señores progenitores, no molaba aunque pudiera decir todas las madrileñadas que quisiese, que de vez en cuando tampoco estaba mal.

Hace una semana me contactaron de una agencia para dar clases particulares. Dije que sí, aunque estoy hasta arriba, porque las clases van a ser de literatura y comentario de texto para un nativo hispanohablante. Mi nuevo alumno tiene dieciocho años, estudia bachillerato en una escuela internacional y escogió español pensando que al ser su lengua materna  aquello iba a ser pan comido, y ha empezado a atragantarse. Ayer fui a su casa. Me abrió la puerta su padre, en chándal y zapatillas. Me saludó, me miró y me preguntó, dubitativo, si no nos habíamos visto antes, hacía mucho, en una cena con otros españoles en un restaurante de Lujiazui…

Creo que ahora ya hay una cámara y un micrófono instalados en el cuarto donde, desde ayer, estudiaremos todos los jueves a Lorca y a Cortázar.

Anuncios

Acerca de Doxa Grey
Intrusismo freelance.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: