Los nómadas queremos que la ciudad vea tus cortos

Annelise Charek, artista total, cofundadora del (D.E.P., snifff) multiespacio Basement 6, y servidora, hartas ambas de burocracia, vecinos enfadados y subidas de alquiler, comenzamos hace un mes un pequeño proyecto llamado Nomadic Film Experience que consiste básicamente en proyecciones de cortometrajes de animación en las calles de Shanghái. ¿Qué calles? cada mes, una esquina distinta. ¿Por qué? Pues porque si las señoras bailan temazos en la calle todas juntas, si los vecinos plantan un KTV portátil en el parque y los viejecillos juegan al mahjiang en las esquinas, nosotras también podemos hacer uso de esos preciosos espacios que la ciudad nos ofrece y que están ahí muertos de risa. Y a diferencia de una mesa en el Bar Rouge, esto es gratis.

Mostramos trabajos de hoy y de siempre, antiguos y nuevos, y es por los nuevos por lo que escribo esto, porque no nos gusta bajar cosas de Internet sin permiso que eso está muy muy mal y para todo hay que preguntar antes: Hola, gente que hace cortos de animación, de stop-motion o con marionetas. ¿Os gustaría que os vieran en Shanghái?¿Os subís al carro con nosotras? ¡Escribidnos a nomadicfilmexperience@yahoo.com!

tumblr_ne1cb65em81u06hamo1_1280

Gracias, majos. Que sois unos majos.

Ele, ele, ahora en revista

Desde la UAH me pidieron una colaboración para la revista Contrapunto, llevada por los alumnos y profesores de la Facultad de Filología o como quiera que se llame ahora la carrera. El caso es que como me lo pedía Alexandra Chereches, primero, y además, yo tampoco sé decir mucho que no y menos cuando se acuerdan tan bien de mí,  pues me monté un pequeño reportaje-opinión-lo-que-sea sobre lo que significa ser profe de español en China.

No está nada, nada mal compartir portada con figuras como José María Merino y antiguos profesores como Paul Quinn.

Aquí podéis descargar la revista en formato PDF y leer cosas muy interesantes y luego, mis mierdas. Si queréis, claro.

Guía de (cierra)bares en Shanghai

No solamente es poner la primera lavadora. O encontrar buenos amigos. O adaptarse al trabajo y al estilo de vida. O dar con un parque para leer a gusto una tarde de otoño. Una de las cosas que más en casa te hacen sentir es un buen bar. Un bar en el que pasarte media noche de cháchara descascarillando cacahuetes. Un bar en el que echarte al coleto una buena ginebra mientras oteas al (bello) personal. Un garito en el que dejarte las rodillas bailando hasta las mil. Es difícil, pero poco a poco se van encontrando.

Le comenté a Oriol, mente pensante detrás de la magnífica Chinalati, que me gustaría hacer una guía de los mejores bares en esta ciudad que tiene complejo de pija, de puta y de superficial, comparada con la “underground y auténtica” Beijing. Me dijo que vale, pobrecito.

Así que aquí estoy. Iré publicando mis hallazgos en cuanto a baretos documentándolos con batallitas, fotografías y demás, para demostrar que en Shanghai, aparte de beber vino con el meñique levantado, también sabemos emborracharnos con estilo.

Aquí va la primera de muchas. He añadido en la parte de Colaboraciones un botón con el nombre de la sección donde se podrán ir siguiendo.

Estén atentos.

Haciendo radio

Entre las muchas cosas que hice este verano, una fue ir con Pedro Toro a SER Henares para hablar sobre cosas chinas. Sólo teníamos veinte minutos así que nos liamos bastante y escupimos muchos nombres por minuto, pero creo que más o menos se nos entiende.

Yo no los he escuchado porque mi voz grabada me pone nerviosa, pero podéis descargar aquí los podcasts:

Rock en China*:

Donde nos pisamos hablando de bandas (expats y locales) que intentan hacerse un hueco, del sello Genjing Records y de la aún escasa escena independiente china.

http://www.ivoox.com/dtup-el-rock-chino-ese-gran-desconocido_md_2257657_1.mp3″ Ir a descargar

Cine en China: 

Donde desisto de convencer a Pedro Toro de lo guay que es Wong Kar-wai y mencionamos un par de títulos curiosones.

http://www.ivoox.com/dtup-cine-china_md_2334141_1.mp3″ Ir a descargar

 

¡Disfruten!

* Confieso que me colé (nerviosa, el directo, mi voz tiembla, cacareo, digo cosas sin sentido, babeo el micro, podría haber sido peor). Dear Eloise (亲爱的艾洛伊丝), el grupo pekinés del que hablo, sí que hacen conciertos… aunque no he tenido la oportunidad de verlos nunca. Y rabia que me da.

No hay que lamentar víctimas en la nueva colaboración entre los miembros de El Tornillo de Klaus.
Hemos votado, nos hemos comprado mutuamente y, al final, estas son las películas con las que nos quedaríamos del pasado 2012.

Y nada, que disfruten. Aunque a veces seamos un poco pedantes.

El tornillo de Klaus

Esperamos que las améis, o que las odiéis…

Por Carlos Cristóbal, Pablo Cristóbal,

Miguel Cristóbal y Doxa Grey

Ver la entrada original 3.334 palabras más

Mamá, me besó una chica

Mireia Pérez es una chica encantadora. Sonríe, cocina, medita y hasta da besos  a sus amigas.Pero ahora tiene un nuevo proyecto en mente.

Temblad.

Antes de que a final de año nos descuelgue la mandíbula del todo, podemos ir abriendo boca con el desglose de su proceso creativo en el blog de ¡Caramba!.

Estaremos bien atentos, pero intentaremos no molestarla.

Por lo que pueda pasar.

Desde El Tornillo de Klaus: Hello, Brave New World

Hace un par de semanas, mediante procedimientos hijos del tiempo en el que vivo, me hice con cierta producción británica, de Charlie Brooker (Dead Set) para más señas. Cuando, menos de dos horas más tarde, terminé de verla, se me habían quedado ojos de conejo insomne. Menos de dos días después, escribía una serie de paridas para El Tornillo de Klaus y que no tienen otro objeto que contagiar a los incautos de mi entusiasmo de roedor catódico.

Contágiense a gusto aquí.

así, así veremos la tele del futuro. Y nos enteraremos de todo, no crean.