Intítulo

El título no siempre es la clave del éxito. En este caso, es más probable que en el resto de aspectos de la vida y no requiere más que la combinación correcta y evocadora* de los factores citados a continuación:
Espacio urbano + animal (o bien casi extinto o bien asquerosamente cotidiano)  + estado físico o emocional + día de la semana

Ejemplo: Las cochinillas del parque se suicidaron un lunes [al sol]**

*se recuerda al joven novelista que sin sugestión no es nadie.

**sólo es aceptable en caso de adeptos al apropiacionismo.

Novelas y noveles sin fecha de caducidad, cap. 8 “El maestro japonés dice”. Hostal Proust Ediciones, 2008.