3clic y flashes réflex

El jueves estuve en el evento organizado por 3Clic, una aplicación de moda interactiva que se presentó en Utopic_us. Desfilaron las colecciones de Felipe Albarnez y Oriol en un espacio diáfano sostenido por un bosque de columnas a rebosar de tercios Heineken, gente guapa e ideas frescas (o viceversa, que también está bien): artistas multidisciplinares, estudiantes de diseño y amiguetes (junto a algún que otro músico lo-fi)  andaban en consonancia con las propuestas de toque ecológico y orgánico pero ante todo, tangibles. La presentación culminó con la proyección de un vídeo (editado por Violeta Nicolás) en el que a ritmo de EdredoN se mostraron las diferentes aplicaciones de lo que puede ser una nueva forma de ver todo este mundillo de telas,  poses, texturas y compras que vale, si, lo reconozco, me encanta.

La verdad es que llegué tarde al primer desfile y solamente pude ver parte del segundo, y, eso sí, bastante del tercero:

Image

Desfile orgánico y muchos pies. Utopic_us, Madrid.

Además de las chips de wasabi o de la calabaza cruda con tejas de piñones, disfrutamos de la exposición de la italiana Sara Giordani, un pastelito envenenado presentado en envoltorio aparentemente naïf que de repente se transforma en víscera, en azote o en mordaza y no te extraña y hasta sabes que te gusta más. Mucho más. Tanto que voy a seguirle la pista a sus corazones astados y a sus muñecas con máscara antigás.

Image

Ilustraciones de Sara Giordani o sospechosos parecidos con servidora en el asana de la cobra.

Al final, con la música y el ambiente festivo, se improvisó un photocall y aparte de posar nos reímos bastante, que también está bien. Y cuando aparezcan las fotos en los que parecemos personas normales bebiendo vino en vaso de plástico y engullendo medias mediasnoches de salmón con aguacate que rapiñábamos del suelo de la pasarela nos vamos a reír aún más.

Para todo lo demás, Tendencias TV. Nos vemos en la siguiente.

(De momento ya se puede disfrutar aquí de un adelanto).

Para acordarse del SOS (4.8)

Gafas negras en la noche. SOS 4.8. Murcia. Mayo 2012

Hacer en dos días eso que sabes que no le gustaría a tu madre aunque haga tiempo que no eres niña. Bien rica, bien chévere.

Post-rock en regazo ajeno.

Descansar poco y a ratos en el suelo arrasado de cadáveres de plástico antes de volver a saltar como quien lucha por su vida. Run run run run run run run away.

Colisión inminente (Red lights, Red Lights).

Y más: Un The book of love que dispara el vello de la nuca y auditorio en silencio y salir pisando euforia, confesiones, Ms. Mosshart, pumpum, maneras de mirar ausente (sólo a veces, sólo un poco), Beth Ditto marcándose a Talking Heads y a Black Sabbath sin dejarnos respirar, I’m so excited, las más de 24 horas sin dormir la primera vez, couchsurfing como primer paso para tratar misantropías, licor de hierbas casero, la verbena (ya estaba así cuando llegué), Pete Parties, la muñeca cabrona. Morder.  Alala y los acordes que unen más que años de relaciones cordiales. Himnos. Volvemos como carcasas colmadas de música y ya si acaso en un ratito le preguntamos al mundo qué ha pasado en estas horas. La pulsera sigue ahí.

Esta vez le ha tocado a Murcia, pero por aquí ya se baraja la siguiente. Seguiremos informando. Buenas noches.